Hoy en Karting Salou no os llevamos una noticia sobre Karts, pero si una curiosidad que seguro que deja a todos los amantes del motor alucinados. ¿El volante tiene tendencia a desaparecer?

Todo apunta al hecho que sí, y no es el único elemento que añoraremos del coche con la llegada de la conducción autónoma, ¡os explicamos más!

De hecho, dentro del mundo de la automoción podríamos decir que el volante ha sufrido importantes metamorfosis con el paso de los años.

Inicialmente, con los primeros vehículos de los años 70 el volante solo se concebía como timón de dirección, por lo tanto el diseño era austero, grande y hasta incómodo. No es hasta los años 60 que se añade un elemento nuevo, el claxon.

No es hasta los años 2000 que los fabricantes empiezan a apostar por la comodidad de los conductores y a mejorar la ergonomía de este elemento. Se empieza a forrar el volante con material acolchado y suaves al tacto.

Hoy en día, con el volante podemos cambiar la emisora de radio, subir y bajar el volumen, poner en marcha los limpia, la calefacción o incluso bajar las ventanillas.

Lo que está claro, es que con la llegada de la conducción autonómica todo apunta al hecho de que el volante dejará de tener la importancia vertebral que tiene hoy en día, y apuntan a su inminente desaparición.

Ya hemos visto prototipos de vehículos automáticos, que todavía mantienen el volante para poder rectificar en caso de accidente. Pero hay varias teorías sobre que nos espera a los amantes de la conducción, como que acabaremos conduciendo a través de gestos o ¡incluso la voz!

¿Qué pensáis vosotros? ¿Os imagináis conduciendo nuestros Karts sin volante?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies